Entrevista "No perdis el Nord" a Amparo Pérez

Murciana de naixement, va venir per primer cop a viure a Sort, d'on era la seva àvia, ara fa vuit anys i just fa un any i mig que hi ha tornat 

 

Explica com et despertes?

Pues me pongo el despertador pero me suelo despertar un poco antes porque mi pareja se va antes y se despierta antes que yo, pero yo me quedo un rato ahí remoloneando en la cama. Desayuno y saco a mi perrita, le doy una vuelta, y me vengo a trabajar. Así todos los días. 

 

Com eres als 14 anys?

Buff!! A los 14 años... Yo creo que no he cambiado mucho. Bueno, era una chica bastante echá palante' como ahora, con muy poca vergüenza... Y ahora pues he madurado más, por los cambios de la vida y por el echo de haberme ido a vivir fuera y conocer gente... pero no he cambiado mucho.

 

I què n'ha quedat d'aquella dels 14 anys? 

Sigo siendo muy dicharachera, hablo mucho... no sé!

 

Què et mou? 

Sobretodo la cocina. Aprender cada día algo nuevo de la cocina. Y aquí en el café aprendo mucho; desde que vine aquí, siempre he aprendido mogollón, y me mueve bastante el tema de la cocina. 

 

La fotografia me gusta mucho, también. Me compré una cámara de fotos hace ya un montón de tiempo, con las propinas, y me gusta bastante irme yo sola por ahí a echar fotos. Es otra cosa que me gusta aparte de la cocina.

 

Quines persones t'inspiren o t'han inspirat
i per què?

Una persona así en concreto... mi madre. Porque es una mujer muy luchadora, siempre me he fijado en ella cuando se ha buscado la vida porque es una tía muy independiente. Sobretodo me fijo mucho en ella. Me gustaría ser como ella, de mayor, la verdad. Y siempre se lo he dicho a ella, también. Y bueno, también me inspiran las persona que conozco en el día a día, y me gusta aprender de ellas. Sobretodo aprender todos los días algo nuevo.

 

El Aleix por ejemplo me inspira mucho porque es una persona que el tema de la cocina, aunque no lo estudió, le gusta mucho y siempre quiere aprender también, y aunque lleve mucho años, yo le digo algo así nuevo y a él también le gusta aprender cada día. Él también me inspira. 

 

Pensa en un fet que ha marcat un abans i un després a la teva vida...

Pues cuando decidí dedicarme a esto, a los 17 o 18 años, que fue cuando me fui a vivir a Almería y empecé a estudiar cocina. Fue la primera vez que me fui a vivir fuera de mi casa, y a conocer gente y cosas nuevas y eso me marcó bastante. Estuve tres años allí viviendo, conocí mogollón de gente nueva y empecé a descubrir el tema este de la cocina.

 

Y luego también el echo de venirme aquí, que es donde nació mi abuela. Me gusta descubrir de dónde era mi bisabuelo y que mi abuela vivía aquí. 

 

Què en vas treure?

Los amigos que conocí allí, la gente, que eran una familia. Conocí a mucha gente y todavía conservo ese tipo de amistades que tenía allí en Almería, y me quedo con eso un montón. Porque eramos como una familia súper grande y siempre íbamos a casa de uno o del otro y hacíamos comida entre todos; entre todos nos cuidábamos, y eso me quedó bastante marcado. Porque es cuando empecé a conocer esa gente y ese tipo de actitud de cuidarnos unos a otros, y la verdad es que me gustó un montón. Me gustó mucho el tema de hacer familia entre amigos. 

Quins projectes tens?

Pues ahora mismo quedarme aquí una temporada, no sé cuánto, pero seguir aprendiendo aquí y en un futuro abrir algún restaurante con mi pareja que también se dedica a la cocina. No sé si sería aquí o allá en Murcia o no sé... todavía está en el aire. Cuando tenga que venir, que venga, ahora pienso en el día a día. Pero más o menos es un proyecto que tenemos entre los dos y a ver si sale bien. Pero de momento quedarnos aquí una buena temporada, porque estamos muy bien aquí los dos. 

 

Digues una cosa que canviaries de tu... i dels altres?

De mí, a veces, no ser tan ingenua y, de los demás.... el egoísmo, a lo mejor. Que la gente sea tan egoísta y que no se ponga en el lugar de las otras personas.

 

A quina hora te'n vas a dormir?

Pues cuando salgo de trabajar... salgo sobre las doce, a veces a las once y media, llego a casa y me acuesto, me pongo la tele y a veces me duermo a la una, las dos... no sé. A la una o las dos de la madrugada.